miércoles, 28 de marzo de 2018

go with the flow

Hay veces que pienso que he construido mi zona de confort en Roma. Hoy, de camino al trabajo con la bici, me he encontrado a Guido (el novio de Alberto) también con Pierluigi Ferro (el chico simpático que enmarca cuadros y tiene un estudio muy cuqui en el Coliseo) y con la simpática rumana a la que le doy todo lo suelto que llevo en los bolsillos cuando la veo sentada pidiendo en la misma cera (hacía tiempo que no la veía, por cierto)... no sé si es algo que me da miedo pensarlo, pero lo que está claro que en una ciudad como esta, pararse en tres ocasiones a saludar en menos de media hora de camino quiere decir algo. Hay veces que pienso que me inquieta.

Recordarme (para un futuro muy mío) que llevo tres días experimentando nuevas experiencias, como aquella maravillosa de "sentirse pobre, muy pobre". El pasado sábado fui a una cena a la que fui como invitado, todo parecía normal... "una cena con nuevos amigos" pensé, hasta que me dijeron el dónde sería. Ya la zona de Roma me inquietaba, la sorpresa vino cuando me abrieron las puertas de la casa y... voilà! sorpresa! En mi corta/larga vida nunca había visto tan buen gusto combinado con tan buen bolsillo y que no voy a describir porque creo que será fácil recordármelo. Todo lo puedo resumir pensando que llevo 3 malditos días pensando en que en este país en el que la meritocracia no existe, y por el contrario se inventó la palabra nipotismo, todavía hay espacios que me sorprenden y me inquietan a la vez.

Hoy es miércoles, a las puertas de Semana Santa, y yo me dejaré llevar por lo que venga.

sábado, 10 de febrero de 2018

Hurgar en el pasado

"Volver a casa por Navidad" es una frase, una acción que gracias a la publicidad se ha convertido o desvirtuado, obligándonos a ver lo que somos, lo que éramos... y sin duda reaccionar. Para bien o para mal todo retorno tiene consecuencias, mayores o menores, y en mi casa volver a casa las navidades de 2017 ha sido una búsqueda en mis cositas allí aparcadas. Cordobilla es siempre un estímulo y en este caso he querido que sea una obligación al estímulo.

Estamos en febrero y podría decir que después de un mes no tiene sentido pensar en Navidad, pero sin duda fue el momento para empezar con algo nuevo. Más allá del "año nuevo, vida nueva" supuso el obligarme a mirar a mi futuro y iniciar con el proceso de desconexión al que desde la Real Academia de España en Roma tengo (necesito) hacer. Son ya casi 3 años los que he pasado admirando el Tempietto del Bramante, gozándome las impresionantes vistas, montando exposiciones o desarrollando actividades culturales pero sobre todo... aprendiendo de su directora, de mis compañeros y de los becarios que cada año la ocupan. Es tiempo para mí, no para cuidar los proyectos y personas que la habitan, sino para cuidarme a mí. Durante todo este período he aprendido mucho, demasiado, quizás no tanto como para pensar en el cambio radical que profesionalmente he dado por lo que es momento volver a España y pelear enfrentar las carencias que en algún momento dejé allí.

   En 10 días marcho a Madrid, ARCO Madrid es la excusa y sé que supone que voy a preguntarme el porqué de mi malestar estando en la capital, una explicación que desde la razón sé darme pero que la irracionalidad me la nublará... la mente es maravillosa! una cabrona cuando quiere ser cabrona y ARCO será uno de esos retos a los que me enfrento ¿qué porqué? Por la sencilla razón de que si lo estoy escribiendo, será porque yo mismo quiero que sea una cabrona.

Let's see!! Hoy es sábado, después de dos semana ininterrumpidas de trabajo, no me sale más que mirar el espacio que llamo habitación y donde no encuentro ropa limpia y si arrugada.

martes, 21 de noviembre de 2017

Pero cuánto tiempo más??

Y esa es la pregunta que vengo haciéndome durante las dos últimas semanas, que realmente es una pregunta constante, o al menos en mi vida, pero ahora creo que viene para quedarse.
Cinco años, no más Miguel, cinco años ya son muchos motivos para decirme que "Ahora, es tiempo de cambiar"

Llegué a Roma hace 5 años, y aunque no lo haya escrito lo suficiente, seguramente los cinco años más intensos tanto en lo positivo como en lo negativo. Ha sido para mí una máxima el aplicarme cada vez que estado bajón el argumento "Viajar, conocer, aprender en el extranjero" mientras mi país pasaba por años raros en los que quedarse implicaba no crecer... He crecido, profesionalmente principalmente y sólo me queda el ponerme una fecha, el decirme a mí mismo cada día y hasta el día que haga las maletas que es hora de pensar que el año que viene por estas fechas estaré preguntándome cosas desde otro lugar de Europa.


jueves, 11 de mayo de 2017

ufffff



Sólo es cuestión de tener tiempo para pensar... eso es lo que me falta y necesito en las últimas semanas. Tiempo para mí, tiempo para el diálogo conmigo... y ya está!

jueves, 26 de enero de 2017

... Por aquello de recordar-me...

El Director del Reina Sofía, el Director del MUSAC, Selina Blasco... He empezado el año intenso y fuerte en materia profesional, o cuanto menos responsabilidades en materia de gestión! El caso es que no ha parado la intensidad de trabajo y parece que me encuentro mas cómodo en mis tareas... digamos que al menos no me tiembla la voz cuando me enfrento a un pez gordo y me tengo que desnudar profesionalmente con mis conocimientos de arte frente a todo a aquellas élites del arte contemporáneo que hoy día, desde España, pueden dialogar con el resto del mundo.

Muchas veces me recuerdo en Cordobilla, jugando en una cabaña con Elías y Jose el serrano... hoy miro a los que siguen siendo mis amigos y me pregunto el porqué de la evolución de unos y otros, ni mejor ni peor, pero si diferente y así con todo el  siglo XXI que vivimos y que he tengo oportunidad de vivir. También me pregunto mucho (seguramente impulsado por el ego) qué pensarán de mi mis sobrinos y cómo verán mi vida dentro de unos años... lo que está claro es que no decidí seguir la itinerancia que me marcaba la vida y que, aunque muchas veces lleno de ansiedad, me sigo poniendo a prueba, me reto y me conozco un poco más... y así es el juego de la vida amiguitos! (imagino)

Ahora, camino de Bologna, en el tren y con un ratito para pensar en mí; o cuanto menos recordarme en un futuro qué ocurría con Miguel a principios de enero del 2017

sábado, 21 de enero de 2017


Recuerditos 



miércoles, 11 de enero de 2017

Señoras, señores, con todos ustedes.... EL 2017!!!

Hola?? soy el nuevo año!! cómo estás??


Es 11 de enero, tiempo todavía para replanteamientos y organización de todo lo que los próximos 354 días me pueden ofrecer, o visto de otro modo, le puedo ofrecer yo a él. El crecimiento personal y profesional ha estado presente durante todo el pasado año, ahora estoy cansado de preguntarme cosas e incluso me canso de mí mismo y preguntarme a modo de loop cositas irracionales que, sinceramente, no me llevan a nada... sólo a cansarme!!

Sigo trabajando en la Academia, el aprendizaje es constante debo reconocer y el agotamiento se siente, pero lo bueno es que mi vida profesional ha dado un viraje de 360 grados en el que he podido conocer y experimentar, un campo mas que fértil para ponerme a prueba y retarme. No obstante el miedo al futuro siempre está presente y hoy por hoy en la cuenta bancaria no tengo más que 500 € que me recuerdan que no tengo posesiones ni nada de valor... sólo yo y mis circunstancias! que al fin y al cabo no es nada negativo si me comparo con buena parte del entorno que conozco pero que no por ello me hace estar mejor, sólo calmado con mi comparativa. Falta de dinero, de perspectivas, falta de oportunidades... Bienvenidos al 2017!!! una crisis europea y personal (en mi caso) que no deja de mantenerme en activo!



viernes, 26 de agosto de 2016

Verano Pluscuanpermierdo



   El año pasado, en torno a estas mismas fechas, me metí en un ciclo extraño, en un viaje en mí mismo donde me cuestioné mil muchas. Consciente de que en muchas ocasiones en mi vida no me había querido parar a preguntarme y analizarme, sólo enterrarlas poco a poco para que un día, casi por arte de magia... voilà!! Salieran a recordarme que ya había pasado demasiado tiempo y era tiempo de que les hiciera caso. Quizás la parte más personal de lo que haya podido estar escribiendo en este (MI) blog personal sean los últimos post que he publicado, pero no quisiera olvidarme nunca de este aprendizaje "No asumas nada, gestiona todo!"

  Ahora parece que poco a poco todo vuelve a su origen, a su partida, o al punto en el que todo se empezó a derrumbar, y mas allá de querer pensar que un año es el ciclo que le concedo, entiendo que no, que es casualidad que sea un año el período en que he dialogado con mi identidad y hemos acordado el cómo ponernos de acuerdo.

   Anoche, paseando con uno de los artistas residentes que han estado en la RAER este año, Juan Zamora, y hablando de desamores me di cuenta que al igual que su proyecto "Montorio" el Dios Jano también había formado parte de mi vida este año. Comienzos y finales, principio y fin, una doble cara y un volver a los orígenes de dónde se parte... hipocresía?? Paradójicamente las fechas y declive empiezan cuando él comienza su proyecto, y tanto su proyecto como el fin de una relación que agoniza y ve los últimos días.

Desembocadura - Nacimiento

 Consciente aún así de que me vendrán bajones, subidones, inestabilidad y estabilidad, me preparo para un año, un nuevo ciclo, y ahora sí: consciente de que soy yo quien gestiona lo que quiero y que en cualquier momento se puede volver al principio.

domingo, 3 de julio de 2016

Youtube y el mundo de la AUTOAYUDA :)

La autoayuda online ha sido también una herramienta clave para entenderme los últimos meses... en teoría tendría que avergonzarme, pero en cambio me hace gracia pensar que la amiguita Lucy Serrano, Marta Debayle y otros tantos (paradójicamente casi todos Mejicanos) han estado detrás de la pantalla del ordenador cada vez que tenía una pregunta existencial. 



Si me ha servido o no, no lo sé, de hecho generalmente me quedaba dormido viendo estos tutoriales, pero lo que bien es cierto es que: ahí han estado! dándome compañía! y lamentablemente en sustitución de un libro!


sábado, 2 de julio de 2016

Muchos meses y muchas cosas

El hecho de no escribir prácticamente nada en los últimos meses viene porque prácticamente no he tenido tiempo para sentarme y reflexionar qué me estaba pasando, y paradójicamente estaban pasando muchas cosas, tantas que no me han dejado tiempo para NI reflexionar Ni escribir.

Resulta que he pasado 7 meses en los que el trabajo ha ocupado todo mi yo, muchas horas en la Academia y las inauguraciones de exposiciones se han convertido en el todo. Bien es cierto que puedo recordar que mis problemas de DEs-AmoR los he aplacado aprendiendo y haciendo cosas útiles en vez de dedicarme a amores inútiles que llenasen las inseguridades que aun hoy tengo, pero así es la vida, se arriesga se apuesta se juega... ganas o pierdes! y a pesar de lo duro que ha podido ser y lo sigue siendo por momentos, miro hacia atrás y me siento orgulloso!

Ahora llega el verano y llega si o si un cierre de ciclo. Sea por que los becarios se van y llegan nuevos o simplemente porque ha pasado un año desde que lo dejé con mi pareja, sea porque se me acaba el contrato en la Academia... EL CICLO SE CIERRA! seguramente con una pirotecnia emocional de la que no soy aun consciente pero que durante los últimos meses he anticipado en mi cuerpecito para estar listo y pelear con el principio o el fin de lo que venga, y es que si algo también he aprendido este año, es que vivo tanto los principios como los finales con una muy desagradable

ANSIEDAD



 No puedo en ningún momento el culparme por tenerla, pero ahí está, recordándome que debo sufrir de cuando en cuando, incluso siendo un buen niño, cumpliendo con mis obligaciones y exigiéndome a tener un diálogo emocional coherente con lo que me pasa o decido. La ansiedad creo recordar que siempre ha estado ahí, y siempre intentando ver la parte positiva de todo esto, es una de las cosas que he aprendido este año. 

   Volviendo al verano, nadie sabe lo que nos espera, nadie sabe lo que se presenta, simplemente que he decidido que sea algo duro de llevar y haciendo honor a mi apellido me consta que no voy a cambiar mucho mi punto de vista. Aprovecho este canto a mi cabezonería para recordármelo cantando.