miércoles, 9 de marzo de 2011

NO TENGO DEL TODO CLARO QUIÉN SOY...



Dos días después de mi último post, me surge la duda; está muy divertido y chachi eso de no saber mi futuro laboral, pero si es bastante inquietante el no tener muy claro quién es uno mismo. Y antes de meterme en treinta teorías filosóficas diferentes sobre por qué he llegado hoy a esta pregunta, prefiero dejarlo ahí; leerlo y acordarme de mi duda existencial.

Por otro lado, todo sea dicho; no está mal el recordarme que llevo cuatro días de Carnaval, dándome al alcohol y todo lo ofertado... seguramente una justificación más a mis porqués.

lunes, 7 de marzo de 2011

Soy un amante de los clásicos

Condenado al ostracismo... Otra vez!

Mientras un nutrido grupo de amigos, conocidos o gente, aspira a los continuos desplazamientos, la vida de aquí para allá y el espíritu hippie que conlleva el cambiar continuamente de casa o ciudad, a mi me ha sido impuesto por el simpático destino. Y es que, a diferencia de de lo que pudieran pensar amigos, conocidos o gente; hace bastante tiempo que estoy cansado de saber qué es la estabilidad, y aunque si bien es cierto que la citada “estabilidad” me provoca miedo, rechazo e irritaciones cutáneas, me gustaría por un corto período saber qué es tener rutinas.

Después de todo el aventurón del año pasado y el nacimiento del niño más bonito en los últimos lustros, mi sobrino, opté por echar raíces o cuanto menos intentarlo, en tierra de conquistadores y la cuna de los hermanos izquierdo: Extremadura! La logística y el acercamiento a mi familia dejaban claro Badajoz sería un lugar donde estar agustito.

Una vez encontrado trabajo (serio y delante del ordenador, todo sea dicho) y solo 20 días de contrato de piso firmado... DESPEDIDO!! y vuelta al mercado laboral. Todo esto resumido en dos frases y sin dramatizar puede resultar anecdótico, pero ha supuesto un nuevo capítulo de “qué hasta los huevos estoy de no encontrar mi sitio ni saber dónde buscar” y tras la crisis, las conclusiones:

1.Sobro en mi tierra por diversos motivos (fuga de cerebros... lo siento Extremadura!)
2.No me gusta el trabajo serio y delante del ordenador y ahora puedo justificarlo.
3.No voy a encontrar mi sitio en la puta vida, por lo tanto soy un afortunado.

Y con estas máximas que no aportan ni me aportan haber descubierto nada, si suponen un nuevo flashback, un volver a los inicios del primer post de este blog; empaquetando mis cosas para volverlas a dejar reposando una temporadita en casa de mi madre. Al fin y al cabo tengo que reconocer que me gusta lo mismo que a mis amigos, conocidos y gente, y que a pesar de mis continuas contradicciones me hace grande, me gusta y estoy deseando cambiar de lugar, o de ciudad, o de país... PRÓXIMO DESTINO??