domingo, 23 de septiembre de 2012

Para empezar bien el otoño, hay que tener bien contento el coño

   Parece que si no escribo en mi blog, no me quisiera recordar nada que hubiera pasado (importante) pero: NO! PARA NADA! la verdad es que ha pasado de todo y de nada... de contradicciones vive el Miguel.

   Sabía que tenía que salir de España, después de un año en el que he comenzado a hacer un MBA que me roba; tiempo, dinero, energía y optimismo, un año en el que he trabajado como celador en un centro de salud, y un mismo año en el que he estado viviendo feliz y contento en un pueblo de 900 habitantes (mi pueblo). Llegaría el momento allá por Junio en el que me entró la ansiedad y las ganas de salir... y así hice! España está que arde y poco a poco me comían las conversaciones de café escuchando aquello de "crisis" "esto está fatal" o " "Solo nos salva una guerra civil" digamos que... me harté! y visto que aún tengo ganas mambo, me hice la maleta y me vine a Italia, frente a todo consejo o lógica que me decía que el país de la pizza estaba igual o peor que España... Eccomi qua!! más feliz que una perdiz. Empiezo el otoño y: como helado, conozco gente, ando mucho, me alejo de las conversaciones de política y me busco trabajo, pero ante todo estoy feliz.


   Después de patearme todo Milán dejando curriculums (que frente a mi perjuicios me los recogían con una más que agradecida sonrisa y un "Grazie tantissimo!"), ahora estoy en Bologna, mucho más relajado por cierto. La sorpresa llegó a anoche; entre mis previsiones entraba el seguir mi ruta a Roma, y anoche hablé con Érika para que me alojase, pero no solo quedó ahí la conversación "Miguel, arrancamos en breve con un importantísimo proyecto Europeo, tengo que hacerte una entrevista y ver si encajas, en todo caso, tengo propuestas para ti", así que llevo todo el día imaginándome que mi suerte puede cambiar, que puedo tener curro y un curro interesante!! Lamentablemente, mi educación me invita a ponerme negativo y pensar que jamás podré hacer un curro del género y mucho menos defenderme frente a proyectos de carácter internacional... solo valgo para hacer cosas que en las que no se exija el intelecto :( PERO!! Miguelito: hablas idiomas, tienes experiencia, ganas, eres resolutivo.. Miguelito eres lo más!! A tomar por culo tanto menosprecio!! Ahora solo queda que se convierta en realidad... jo... ya me imagino con una vespa mariposeando por Roma, sería taaaaaan feliz.....