jueves, 15 de noviembre de 2012

Mi vida de los últimos 3 meses...

... o de los últimos 4 años...  Vivir en Tor pignattara, con Erika, está siendo como hacer la Erasmus en Bangladesh, si giras la calle se llena de chinos, y caminar un poquito más es meterte en cualquier barrio de Calcuta. Durante los dos últimos meses me he sentido un poco como Rosa María Calaff, corresponsal de TVE1 para Asia-Pacífico. Pero ayer... llegó la llamada... Tengo piso!! eso no significa que pueda asentar mi vida, ni mucho menos vaciar las maletas, pero cuanto menos me asegura un poquino más la tranquilidad, una camita para mí, un espacio vital. Estoy cansado... muy cansado de deambular :(

domingo, 11 de noviembre de 2012

talete проект в София

Si hace tres meses me dicen que estaría discutiendo: en inglés, en la sala de un viejo hotel símbolo del comunismo soviético, y con un grupo de griegos, búlgaros, turcos e italianos... probablemente me lo hubiera creído, pero nunca imaginado! 

Y así fue, llegada a Sofía a eso de las 6 de la tarde hora local, y tras intentar que no nos estafasen los taxistas locales llegamos al hotel. Momento de reflexión solito dentro de la habitación "Qué cojones hago yo aquí?! No lo sé, pero me encanta!!". Comunismo, escritura cirílica por todos lados, símbolos ortodoxos, los Balcanes... Bulgaria es uno de esos lugares con aire decadente que puedes amarlo o detestarlo, y yo creo que entré directamente en el grupo de sus amantes. 

   Otra de las cosas con las que no contaba era el grupo con el que me encontraría: Mariangenla, la que me está metiendo en el proyecto "Talete" (Teaching mAths trough innovative LEarning approach and conTEnts) y que días más tarde se rebelaría como guía espiritual y cristiana extrema... Miedo? Señal del destino?... sea lo que sea, Mariangela se puede estar convirtiendo en mi ángel de la guarda, y ella insiste en que el echo de que le llegue a su vida "Miguel, el mayor de los arcángeles" es una señal divina. Por otro lado, tres turkas, una con velo y otras dos que daban rienda suelta a su represión cada vez que pedíamos vino durante la cena, un griego ENORME que me recordaba a Obelix, dos Búlgaros (marido y mujer) profesores de Universidad... y Miguelito!! allí estaba Miguelito pensando en lo orgulloso que se hubiera sentido su padre si lo hubiera visto torear en inglés la situación! 

   La verdad es que, mas allá de lo anecdótico de un viaje a Bulgaria, tengo que reconocer que estoy excitado pensando en que "Talete" puede convertirse en mi salvavidas, mi futuro trabajo y que puede que por suerte esté ya empezando a ver un significado del porqué decidí venirme a Italia. Por lo pronto, de vuelta en Roma... llueve mucho, todo está nublado y estoy más solo que la una :(

Este señor por cierto, se supone que es una esquelita de esas que ponen en las calles para decir que la persona había muerto hace poco. Ni mucho menos pretendería faltarle al respeto, pero tenía una cara tan simpática y la escritura cirílica le da un rollito tan trendy!! :)

martes, 6 de noviembre de 2012

Miguelito: el hombre que no sabe, ni quiere decir "no"

   Que te despierten a eso de las 8 a.m. al grito de "Miguel, te necesito!! Nos vemos en el aeropuerto en unas horas!!" para un ser como yo, es canto de sirenas. Mas aún cuando el viaje, los gastos, el hotel... vienen pagados y yo me tengo que limitar a ir (del verbo ir). Solo faltaba: cambiar un vuelo, hacer una maleta con todo aquello que no metiste anoche en la lavadora y encontrar el DNI.

   Horas más tardes me veía en el Aeropuerto de Budapest, con mi botellina de agua y 50€ de la moneda húngara, esperando a un grupo de profesores con los que pasaría a trabajar durante los próximos dos días en Ràckeve, un pueblito a orillas del Danubio donde me fue casi imposible no sentirme un poquito Sisí Emperatriz. Llegado el sábado... Oh! lástima! no hay vuelos para mí y tengo que quedarme solo en un hotel-barco en Budapest hasta el lunes! y así fue :)

   El cubo de Rubrick, la goulash, una cafetería coqueta, la torta dobos... hice todo aquello digno de un lector de la Lonely Planet!! Incluso tuve la oportunidad de conocer a un simpático empotrador local con el que intimidar (pese a que esto último no lo recomendaba ninguna guía turística). 4 días que me han dado para pasear y pensar una vez mas en que, aunque me tuviera que volver mañana a casa, cosa que no descarto visto el poco dinero que me queda, puedo quedarme tranquilo pensando en que "En España toooodo seguiría igual", así que tanto las cosas malas, como las buenas, las regulares, las inquietantes, los muy malos ratos... Toooodo es un nuevo estímulo, mientras que quedarme en casa no hubiera sido ni frío ni calor.

   On the other hand: mañana viajo a Bulgaria!! pero eso imagino que será otra historia, mejor o peor, pero otra historia!