sábado, 13 de abril de 2013

   Cuando era pequeño me fascinaba oir historias de la Guerra Civil española. Recuerdo una vez que se fue la luz en mi casa, y mi madre a la luz de una vela me contaba cómo durante esos años la gente vivía sin luz, ni agua corriente, ni casi comida!! y yo, un Miguelito de unos 10 años lo flipaba pensando la vida "se había hecho mayor" y nunca más volvería a pasar por esas necesidades, mucho menos aún que yo lo vería. Estamos en 2013 y yo ya cuento con unos añitos más, una mayor percepción de la realidad y una conciencia clara de cómo la vida "no se hace mayor, sino que muta" y asisto a cómo se echa a la gente de sus casas, se queda sin trabajo e incluso en ocasiones la vieja Europa comienza a pasar hambre... Hoy la guerra la llamamos "la crisis", y lamentablemente nos hemos acostumbrado tanto a usar esa palabra que no tenemos muy claro qué es exactamente. Sabemos que hay malos y buenos, que mucha gente sufre, que los hay incluso quienes se alegran de "la crisis"... y tendrán que pasar aún algunos años para que los historiadores y el saber popular pongan cara, nombre y apellidos y culpen así  este período... Aunque ya sea tarde y el daño hecho!

   Esta reflexión (en la que no me descubro nada nuevo) me viene a que hoy he echado mucho de menos estar en mi casa, y continuamente me autorespondía diciéndome "no puedes volver, porque la crisis continúa" como si fuera el bobo! Anyway y aunque tengo para comer, luz y agua corriente, me gustaría recordarme en futuro algunas cositas para un futuro, visto que para eso me cree este blog (La red nos hace eternos!!)

- Leo primero Facebook y Twitter antes que cualquier periódico. Lejos de querer saber cuánto se emborrachó Fulano anoche,  imagino que mi interés viene por el filtro o la confianza que me genera la primacía que le dan mis contactos a las noticias antes que ir directamente a la portada de cualquier periódico.

- No puedo pasarle dinero a mi hijito de la selva. La promesa que me hice hace 3 años de apadrinar a mi hijito de Camerún parece que hace casi un año que se ha roto, porque desde agosto del año pasado no recibe ni un € mio. Aunque esto pudiera sonarme que estoy viviendo en la indigencia, la verdad es que aunque solo sean 100€, a mí es una cifra que me saca de mucho y sé que algún día volveré a enviarle de mil amores dinero.

- Echo de menos mucho y a todo. Mis amigos, mi madre, mis hermanos, mi sobrino... Sé que puedo verlos cuándo quiera, pero lamentablemente ese "cuando quiera" viene con letra pequeña y generalmente trae daños colaterales.

- Muchas otras cosas que iré mutando con el paso de los años y que no me dolerán tanto cuando las recuerde. Pero que hoy me duelen, las pienso, me hacen reflexionar y cuestionarme valores que muy sabiamente me supieron enseñar mi padre y mi madre.

Moraleja, moraleja: HOY ESTOY NOSTÁLGICO.

jueves, 4 de abril de 2013

Lo que ha unido Skype, que no lo separe el Business!

   No sé que será de ComingOutTravel, ni del turismo creativo orientado al colectivo LGBT; tampoco cómo las políticas públicas hubieran favorecido nuestro Business Plan... Probablemente lo único que siempre tendré claro es que después de trabajar durante 8 meses entre: Argentina, Colombia, Italia y México, se materializaron en Madrid hace 3 semanas... Y... Jooo!! me han caído tan bien! (con sus mas y sus menos, of course!) pero, despedirnos ha sido como un grupito de niñatas con braquer el último día de un campamento de verano.

   Me quedo con esos ratitos trasanlánticos, con los cambios de horarios para coordinar reuniones en Skype, con 4 formas de trabajo diferentes/parecidas, y aunque esto me sonará ñoño (o mentira) dentro de unos años, me quedo también con 3 nuevos amigos/socios/colegas/compañeros!!

   El caso es que después de viajar a España para agotar el poco dinero que me quedaba ahorrado, conseguí(mos) sacar una muy buena nota en el MBA en Empresas e Instituciones Culturales de la Universidad de Salamanca... Qué para que me servirá además de que para que mi madre plante el título en pared?! Eso ya no lo sé!