sábado, 2 de julio de 2016

Muchos meses y muchas cosas

El hecho de no escribir prácticamente nada en los últimos meses viene porque prácticamente no he tenido tiempo para sentarme y reflexionar qué me estaba pasando, y paradójicamente estaban pasando muchas cosas, tantas que no me han dejado tiempo para NI reflexionar Ni escribir.

Resulta que he pasado 7 meses en los que el trabajo ha ocupado todo mi yo, muchas horas en la Academia y las inauguraciones de exposiciones se han convertido en el todo. Bien es cierto que puedo recordar que mis problemas de DEs-AmoR los he aplacado aprendiendo y haciendo cosas útiles en vez de dedicarme a amores inútiles que llenasen las inseguridades que aun hoy tengo, pero así es la vida, se arriesga se apuesta se juega... ganas o pierdes! y a pesar de lo duro que ha podido ser y lo sigue siendo por momentos, miro hacia atrás y me siento orgulloso!

Ahora llega el verano y llega si o si un cierre de ciclo. Sea por que los becarios se van y llegan nuevos o simplemente porque ha pasado un año desde que lo dejé con mi pareja, sea porque se me acaba el contrato en la Academia... EL CICLO SE CIERRA! seguramente con una pirotecnia emocional de la que no soy aun consciente pero que durante los últimos meses he anticipado en mi cuerpecito para estar listo y pelear con el principio o el fin de lo que venga, y es que si algo también he aprendido este año, es que vivo tanto los principios como los finales con una muy desagradable

ANSIEDAD



 No puedo en ningún momento el culparme por tenerla, pero ahí está, recordándome que debo sufrir de cuando en cuando, incluso siendo un buen niño, cumpliendo con mis obligaciones y exigiéndome a tener un diálogo emocional coherente con lo que me pasa o decido. La ansiedad creo recordar que siempre ha estado ahí, y siempre intentando ver la parte positiva de todo esto, es una de las cosas que he aprendido este año. 

   Volviendo al verano, nadie sabe lo que nos espera, nadie sabe lo que se presenta, simplemente que he decidido que sea algo duro de llevar y haciendo honor a mi apellido me consta que no voy a cambiar mucho mi punto de vista. Aprovecho este canto a mi cabezonería para recordármelo cantando. 



                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario