viernes, 26 de agosto de 2016

Verano Pluscuanpermierdo



   El año pasado, en torno a estas mismas fechas, me metí en un ciclo extraño, en un viaje en mí mismo donde me cuestioné mil muchas. Consciente de que en muchas ocasiones en mi vida no me había querido parar a preguntarme y analizarme, sólo enterrarlas poco a poco para que un día, casi por arte de magia... voilà!! Salieran a recordarme que ya había pasado demasiado tiempo y era tiempo de que les hiciera caso. Quizás la parte más personal de lo que haya podido estar escribiendo en este (MI) blog personal sean los últimos post que he publicado, pero no quisiera olvidarme nunca de este aprendizaje "No asumas nada, gestiona todo!"

  Ahora parece que poco a poco todo vuelve a su origen, a su partida, o al punto en el que todo se empezó a derrumbar, y mas allá de querer pensar que un año es el ciclo que le concedo, entiendo que no, que es casualidad que sea un año el período en que he dialogado con mi identidad y hemos acordado el cómo ponernos de acuerdo.

   Anoche, paseando con uno de los artistas residentes que han estado en la RAER este año, Juan Zamora, y hablando de desamores me di cuenta que al igual que su proyecto "Montorio" el Dios Jano también había formado parte de mi vida este año. Comienzos y finales, principio y fin, una doble cara y un volver a los orígenes de dónde se parte... hipocresía?? Paradójicamente las fechas y declive empiezan cuando él comienza su proyecto, y tanto su proyecto como el fin de una relación que agoniza y ve los últimos días.

Desembocadura - Nacimiento

 Consciente aún así de que me vendrán bajones, subidones, inestabilidad y estabilidad, me preparo para un año, un nuevo ciclo, y ahora sí: consciente de que soy yo quien gestiona lo que quiero y que en cualquier momento se puede volver al principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario